Noticias

Noticias

Frutas del bosque. Una rica fuente de antioxidantes
Autor: FSS
Procedencia: consum.es
Medio:

Imagen

 

Se denominan frutas del bosque a las frutas pequeñas, dulces o ácidas, jugosas y de colores intensos que crecen en arbustos silvestres. En la actualidad, aunque resultan cada vez más difíciles de encontrar y recolectar en los bosques, se encuentran fácilmente en el mercado gracias a su cultivo.

Existe una gran variedad de frutas del bosque con diferentes colores y sabores destacando los arándanos, las grosellas, la frambuesa, la mora, el madroño, la endrina...

Desde el punto de vista nutricional, destacan sus propiedades antioxidantes, debido fundamentalmente a la presencia de pigmentos - los carotenoides y antocianos- en la piel y a su elevado contenido en vitamina C. El aporte calórico es bajo y son una buena fuente de fibra, por lo que su consumo habitual puede resultar un remedio eficaz para tratar el estreñimiento.

Estas propiedades beneficiosas junto a su atractivo color, hacen de estas frutas una "golosina" ideal si se consumen naturales tanto para niños como para adultos.

En la cocina resultan excelentes para la elaboración de postres (tartas, mouses, rellenos...), helados, salsas y mermeladas.

 

Los arándanos

Cuando están bien maduros pueden consumirse frescos o  elaborar con ellos deliciosas mermeladas, jaleas, postres, rellenos de tartas, helados y salsas, que acompañan muy bien las carnes de caza. En algunos estudios se ha demostrado que su consumo ayuda a combatir las infecciones urinarias, y debido a su poder antioxidante ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Las grosellas

Son las frutas del bosque más consumidas, y se pueden encontrar variedades de diferentes colores siendo la variedad negra la más dulce. Son un complemento ideal para todo tipo de pasteles y postres y para la elaboración de mermeladas. La grosella negra es especialmente rica en vitamina C.

Las frambuesas

También llamadas fresas del bosque, se pueden encontrar en el mercado principalmente los meses de verano, de julio a septiembre. Desde el punto de vista nutricional destaca su elevado contenido en fibra y ácido fólico, lo que la convierte en una fruta ideal para mujeres embarazadas.

 

Las moras

Se obtienen del arbusto conocido como zarzamora y son beneficiosas para el sistema circulatorio principalmente por su contenido en vitamina E, destacando también su contenido en vitamina C.  Desde el punto de vista culinario resulta ideal para dar un sabor agridulce a platos salados

Otras frutas del bosque menos conocidas y consumidas son la endrina y el madroño.

 

La endrina

Es el fruto con el que se elabora el pacharán, fruto parecido al arándano en forma y color, pero de sabor  mucho más amargo, de ahí que se destine a la elaboración de licores considerados digestivos.

 

Los madroños

Se recolectan bien maduros ofrecen un agradable y dulce sabor, aunque su elevado contenido en alcohol le ha dejado un poco al margen de la gastronomía española.

 

A la hora de comprar estas frutas frescas, es importante que su color sea brillante e intenso, que sean firmes al tacto, que no presenten humedades ni moho y que se compren ya maduros. Se deben consumir inmediatamente, ya que se estropean con mucha facilidad. Debido a que en la actualidad se pueden comprar congeladas y en conserva las podemos encontrar en el mercado durante todo el año.

Más info: http://www.consum.es/nuestrosproductos/frutasyverduras/articulos/-/asset_publisher/fV3k/content/articulo35_frutas_del_bosque